Caballeros del Pilar

MEDITACIÓN ENERO 2021

30 diciembre 2020

Queridas Damas y Caballeros:

En el mes de enero de 2021, os invito a meditar el Decreto de concesión de Indulgencias especiales con ocasión del Año de San José, convocado por el Papa Francisco para celebrar el 150 aniversario de la proclamación de San José como Patrono de la Iglesia universal.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Bendita y alabada sea la hora en que María Santísima vino en carne mortal a Zaragoza, por siempre sea bendita y alabada. Gracias, Señora del Pilar, por haber venido a Zaragoza, y dejarnos TU PILAR, fortaleza en la fe, seguridad en la esperanza y constancia en el amor. Señora del Pilar, acorta este tiempo de prueba, que cese esta pandemia; que haya trabajo digno para todos; y llena de seminaristas santos el seminario de Zaragoza.

Queridas Damas y Caballeros: No olvidéis lo que nos decía, el entontes Arzobispo de Zaragoza, D. Vicente, en las Jornadas Marianas celebradas en Zaragoza del 11 al 13 de mayo de 2018: “Mirando al futuro, exhorto a la Asociación de Caballeros de Nuestra Señora del Pilar para que reafirme la naturaleza y los fines de Asociación, que consisten en la promoción del culto y devoción a la Virgen del Pilar, que forman parte de sus señas de identidad”.
El Papa Francisco ha establecido que, hasta el 8 de diciembre de 2021, se celebre un Año especial de San José, en el que cada fiel, siguiendo el ejemplo de San José, “pueda fortalecer diariamente su vida de fe en el pleno cumplimiento de la voluntad de Dios”. Demos gracias a Dios.
Para lucrar la indulgencia plenaria se requieren los requisitos habituales: confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre, con espíritu desprendido de cualquier pecado.
1.- “La Indulgencia plenaria se concede a aquellos que mediten durante al menos 30 minutos en el rezo del Padre Nuestro, o que participen en un retiro espiritual, de al menos un día, que incluya una meditación sobre San José”.
2.- También podrán alcanzar el don de la Indulgencia Plenaria, “aquellos que, siguiendo el ejemplo de San José, realizan una obra de misericordia corporal o espiritual”.
3.- “Para que todas las familias cristianas sean estimuladas a recrear el mismo clima de íntima comunión, amor y oración que se vivía en la Sagrada Familia, se concede la Indulgencia Plenaria por el rezo del Santo Rosario en las familias y entre los novios”.
4.- Puede conseguir la Indulgencia Plenaria “todo aquel que confíe diariamente su trabajo a la protección de San José y a todo creyente que invoque con sus oraciones la intercesión del obrero de Nazaret, para que los que buscan trabajo lo encuentren y el trabajo de todos sea más digno”.
5.- La Indulgencia Plenaria se concede “a los fieles que recen la letanía de San José…, en favor de la Iglesia perseguida ad intra y ad extra y para el alivio de todos los cristianos que sufren cualquier forma de persecución”.
6.- Además de las ocasiones mencionadas, “la Penitenciaría Apostólica concede indulgencia plenaria a los fieles que recen cualquier oración o acto de piedad legítimamente aprobado en honor de San José”.
7.- En el actual contexto de emergencia sanitaria, el don de la indulgencia plenaria se extiende particularmente a los ancianos, los enfermos, los moribundos y todos aquellos que por razones legítimas no pueden salir de su casa.
Para ganar la indulgencia, se requiere que “estén desprendidos de cualquier pecado, con la intención de cumplir, tan pronto como sea posible, las tres condiciones habituales, y que, en su propia casa, o dondequiera que el impedimento les retenga, recen un acto de piedad en honor de San José, consuelo de los enfermos y patrono de la buena muerte, ofreciendo con confianza a Dios los dolores y las dificultades de su vida”.
Termina el Decreto con un ruego a los sacerdotes: “esta Penitenciaría ruega encarecidamente que todos los sacerdotes con las facultades apropiadas se ofrezcan con un ánimo dispuesto y generoso a la celebración del sacramento de la Penitencia y administren a menudo la Sagrada Comunión a los enfermos”.
Este Decreto es válido para el Año de San José.
Queridas Damas y Caballeros: Os deseo un santo y feliz 2021.
Vuestro Director Espiritual: Pedro-José.

Last modified: 30 diciembre 2020

Comments are closed.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad